No le teme a lo importado

Guillermo Ramírez empezó vendiendo zapatillas. Hoy comercializa hasta 1,500 pares de calzado al mes. Su empuje mereció un premio del PNUD. En la categoría Comercio, el primer puesto del Premio a la Microempresa (Premic 2006), organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Citigroup, correspondió nuevamente a un negocio del interior del país. Se trata de Inversiones Mi Chinita SAC, de propiedad de Guillermo Ramírez Bernal, quien fue presentado por Mibanco.

El empresario empezó a trabajar hace 24 años con un puesto en el Mercado Modelo de Chiclayo, pero gracias a su empuje y a su tenacidad ahora tiene cinco puestos y piensa abrir más sucursales en galerías y centros comerciales. "Comencé vendiendo zapatillas y avancé poco a poco con mi esposa y con el apoyo de Dios. Por suerte, las entidades financieras me dieron el apoyo económico en su momento, lo cual me ha servido para sacar adelante el negocio", afirma Ramírez. Actualmente, el comerciante vende entre 1,200 y 1,500 pares de zapatos y atiende la demanda de ciudades como Chiclayo, Cajamarca, Piura y Trujillo. "Nos va bien, aunque hay momentos que las ventas bajan. Por eso estamos incentivando al cliente con campañas. Por ejemplo, le regalamos polos o llaveros. Así el público se siente atraído", explica. SIN TEMORES.

Aunque la importación de calzado es fuerte en el país, para el ganador del Premic 2006 la competencia es un incentivo para fortalecer cualquier negocio. "Sin duda, nuestra mercadería es mejor que la importada. Hace un tiempo se pensaba que lo que venía de afuera era mejor, pero no es cierto. El Perú tiene productos de calidad, las microempresas ya tienen la tecnología para fabricar y cada vez más entidades financieras se interesan en apoyar a este sector económico", argumenta Ramírez. El ganador confía en la capacidad de los empresarios nacionales, pues muchos están entrando a la legalidad y cumplen con requisitos necesarios como, por ejemplo, patentar sus marcas. "Tengo un socio en Lima que tiene tres marcas y ya están registradas.

Con él estamos planeando la exportación y analizando a qué mercados podemos ir", anota. Actualmente, el negocio tiene seis proveedores y comercializa más de diez marcas diferentes de calzado. MÁS APOYO. "Siempre es bueno que al productor nacional se le apoye, darle lo necesario. Con mi socio estamos estudiando la posibilidad de exportar y sé que lo vamos a hacer ahora que tenemos el TLC, tenemos todo a la mano y ahora hay apoyo de las entidades financieras. Este premio me sirve para superarme más", concluye.

Siguenos en Redes Sociales