CÓMO ASEGURAR LA CONTINUIDAD DE UNA EMPRESA FAMILIAR

9 de cada 10 empresas familiares buscan asesoría para sobrellevar la transición entre las distintas etapas por las que atraviesa su negocio.

A nivel mundial, el 80% de las empresas familiares no pasan a la segunda generación y solo el 10% consiguen llegar a la tercera generación con éxito. Por otro lado, en Latinoamérica, aproximadamente el 70% de las empresas familiares no pasa a la segunda generación.

Las empresas familiares se definen como aquellas cuyo patrimonio y gobierno está ejercido por los miembros de una o varias familias. Como parte de su visión estratégica, las empresas familiares se conciben como un proyecto de vida de varias generaciones. Por lo mismo, se enfrentan a una serie de desafíos que en el tiempo podrían definir la continuidad del negocio.

Por ello, la Dra. María Fonseca Paredes, catedrática del Tecnológico de Monterrey, brinda algunos aspectos fundamentales a considerar por los empresarios para asegurar la continuidad de sus negocios a través de las generaciones:

  • Visión de largo plazo.- Ayuda a darle forma a la empresa para continuar creciendo en el mercado, mejorando aspectos en el modelo de negocio.

  • Demanda del cliente.- Aunque parezca una frase trillada, un modelo de negocio es una forma de esquematizar y tener claro qué ofrecemos al mercado, cuál es ese mercado y quiénes son los clientes. Además de comunicar la propuesta de valor de la empresa al mercado meta.

  • Estado de la empresa.- En la etapa inicial de la empresa familiar (de 3 a 5 años) se debe identificar si el negocio es rentable o está creciendo. Al tener claro ese punto, decidir si invertirás en la empresa, la consolidaras ó simplemente optaras por venderla.

  • Estar actualizado.- Las duras jornadas impide que el empresario fundador se capacite, tomando decisiones basadas en su experiencia. Es muy importante que el fundador se capacite y este actualizado, tomando decisiones más acordes a las necesidades de un mercado competitivo y con la continua incorporación de nuevas tecnologías.

  • Profesionalizar el negocio.- Es importante el autoanálisis para identificar los procesos que no se pueden realizar de la manera tradicional o acostumbrada y deben mejorarse o modernizarse.

  • Establecer reglas claras.- Es necesario establecer reglas y lineamientos claros y comunicarlos oportunamente para evitar conflictos (familiares). Esto permitirá definir los objetivos y la forma en que nuevos miembros serán integrados y en qué condiciones

 

Fuente del Articulo: Tecnologico de Monterrey

Siguenos en Redes Sociales